Blogia

lid

Esto no es un Adiós.

Oh! Viejo diario olvidado. Intenté hacer borrón y cuenta nueva pero me das tanta pena... Creo que será mejor dejarte tal que así. Tampoco vas a tener más visitas, no demasiadas en todo caso. Pero no te sientas triste, estas cosas pasan.

Ya iré visitandote y explicandote algunas chorradas. Como mínimo releeré algunos de tus artículos a modo melancolía. O a modo aprendizaje. Hay que ver como evolucionamos, y que tonta he llegado a ser.

Tú almenos tienes la suerte de que los años no acaben contigo. No de momento. Y por ahora espero que sigas en el mismo lugar de siempre cada vez que te busque!

Mientras, espero que si alguien entra a visitarte, sepa que yo sigo viva y soy algo distinta. Y para no mezclar mi nuevo yo con el estúpido yo anterior, escribo en otros lares. En envasada al vacío, o en la tecla roja Pulsar solo en caso de emergéncia.

Hasta la vista, baby.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

clown in the dark

Si nada me destruye seguiré caminando...

 

Nerviosa y entusiasmada. Tansolo si tu mirada triste o cansada se posa sobre mi mirada, lograré calmar los nervios y cambiar el entusiasmo por tranquilidad.

 

Rápido y con miedo. Tansolo si tu calma frena mi locura y tus brazos a mi alrededor destruyen todo miedo posible, lograré ir más despacio y con valentía. 

 

Despacio y encorvada.  Tansolo si tu mano desnuda, cálida y sincera, se posa en mi espalda, lograré alzar la cabeza  y mirar de frente.

Si algo me destruye es el ir nerviosa y empezar a correr para acabar agotada y caminar despacio, estar entusiasmada y sentir miedo, un miedo que me derrote y me haga caminar fracasada. Y sobre todo... El pensar en no volver a sentir tu mirada sobre la mia, tus brazos sobre mi miedo, y tu mano cálida sobre mi espalda cuando no se hacia donde mirar...

huellas

Ya no hay ruido por las calles de mi pequeña ciudad. El sol se ha vuelto de una tonalidad morada y todo se tiñe al llegar la tarde. Tus pasos, que ahora son unas huellas rotundas en mi memoria, también se tiñen, aunque no se vean. Tus caricias, también son huellas moradas en mi piel. Tú ya no las ves...

Anhelo la fortuna de saber que somos uno, siendo dos en un mismo nudo. Siendo dos en una misma huella. Siendo dos en un mismo destino y en un mismo final. O talvez no seamos dos, ni uno, ni tres, ni cuatro. Talvez seamos tu lo que quieres ser y yo lo que quisieras tu que fuese, para no dejar de ser una huella visible ante tus ojos. Para no ver llegar antes de hora un triste final.  Y triste se dice triste cuando sale de mi boca, triste no suena a nada cuando no quiero pensar.

Los pasos morados antes ahora van desapareciendo, van quedando unas sombras y unos brillos. Unas farolas hacen guardia, firmes por toda mi calle, yo aguardo al principio, en la penumbra, sin emitir ni un sonido, esperando ver de nuevo los pasos que se fueron temprano, de otro color. Esperandote nerviosa, para calmar esos nervios. Aguardando destemplada para entrar en calor. Y esos pasos nunca cambian de rumbo, nunca vienen por otro camino, ni me cuentan nunca nada... nada más que el mismo color gris de mi calle cuando llegas...

Ya no se que más pedir. No se qué dibujar. No se que pensar ni que escribir. No se qué ponerme, o si mejor no ponerme nada. No me apetece ni siquiera mirar tus pasos, pues los mios los perdí hace tiempo y nadie se digna a buscarlos... 

Las huellas por la mañana vuelven a aparecer. Me intentan hacer vivir pero yo no tengo ganas. Quiero mis huellas, quiero mis huellas. Y tansolo estan tus huellas, tus vibrantes huellas, tus estupendas huellas. Me sentaré a esperar que vuelvan grises, y que templen mi frialdad.

 

PARA JAVI

PARA JAVI

Para que tú me oigas
mis palabras
se adelgazan a veces
como las huellas de las gaviotas en las playas.

Collar, cascabel ebrio
para tus manos suaves como las uvas.

Y las miro lejanas mis palabras.
Más que mías son tuyas.
Van trepando en mi viejo dolor como las yedras.

Ellas trepan así por las paredes húmedas.
Eres tú la culpable de este juego sangriento.

Ellas están huyendo de mi guarida oscura.
Todo lo llenas tú, todo lo llenas.

Antes que tú poblaron la soledad que ocupas,
y están acostumbradas más que tú a mi tristeza.

Ahora quiero que digan lo que quiero decirte
para que tú las oigas como quiero que me oigas.

El viento de la angustia aún las suele arrastrar.
Huracanes de sueños aún a veces las tumban.

Escuchas otras voces en mi voz dolorida.
Llanto de viejas bocas, sangre de viejas súplicas.
Ámame, compañera. No me abandones. Sígueme.
Sígueme, compañera, en esa ola de angustia.

Pero se van tiñendo con tu amor mis palabras.
Todo lo ocupas tú, todo lo ocupas.

Voy haciendo de todas un collar infinito
para tus blancas manos, suaves como las uvas...

 

(PABLO NERUDA) 

lista de cosas pendientes 2008

lista de cosas pendientes 2008

Como estoy un poco harta de lamentarme de todo sin poner solución, he decidido hacer una lista con cosas para hacer y sentirme un poco mejor el nuevo año que ya está llegando. Sé que no suelen servir para nada, pero almenos me harán pensar en ello.

 

-Hacer algun deporte. Ir al gimnasio por ejemplo, o algun arte marcial que sea completito... Tengo que ponerme en buena forma, que me noto bastante cascada!.

-Ir a orientación universitaria y informarme de las posibles salidas educativas que tengo. Necesito estudiar aunque sea costura para principiantes! No puedo seguir así!

-Terminarme el tatuaje y empezar algun otro.

-Continuar haciendo movidas nuevas con Javi, como lo que hicimos del linoleo el otro día, y aprender nuevas técnicas de impresion guarra casera. Me lo pasé genial.

-Ver lo que me queda por ver de Barcelona.

-Viajar por Europa.

-Darle caña a la reflex!

-Leer más, pues no me pongo lo que debería.

-Reorganizar mi ropa y tirar todo aquello que no me pongo, como mínimo reciclarlo y hacerme bolsos o monederos con ello xDDDD

-Quedar con gente a la que hace mucho que no veo, o ir a verlos a sus distintos puntos de estancia.

-Tocar más la guitarra (y no la hero!).

-Aprender a hacer la tarta de mocca de mamá y el brazo de puré de patata que tanto me gusta.

-Hacerme una sesión de fotos personales.

- ...

 

Continuará 

autodestrucción

autodestrucción

Últimamente sólo escribo aquí cuando estoy por debajo de la línea roja. Y hoy es uno de esos días. No me puedo acordar del blog cualquier día normal, no... ¿Para qué?

A este paso voy a hacer que se pudra todo lo que tengo a mi alrededor. Es triste.

Me apetece subir al terrado y saltar de uno al otro hasta llegar a algun sitio con vistas desconocidas o almenos distintas a las que estoy acostumbrada. Aquí en Barcelona es fácil puesto que no  he visto todo lo que hay que ver. De hecho no he visto casi nada. Tampoco me llama mucho la atención, me aburre un poco este sitio. En casa se está bien, pero no en dias como hoy! Me odio un poco... No sé.

El 'to bring you my love' es un discazo para bomitar al tiempo que intentas sentarte en la taza del wc, luego te pones de alcohol hasta el culo y te fumas 3 cartones de tabaco hasta que el cenicero camina solo. Y aquí lo tengo puesto, para más inri. 

En fin, como nadie lee esto, podría poner incluso que me cago en la puta madre que pario a todo el mundo, y en los muertos de la puta madre misma que me he cagado antes. Y no pasa nadaaaaaaaaa! es genial. Es mucho más divertido que cualquier puto diario de mierda de los que las niñas suelen escribir. Puesto que yo no he durado más de dos semanas nunca en realizar una escritura diaria... Cuanto odio estas cosas. Cuanto odio tantas cosas! Que me pasa??? En el fondo odiar es descargar adrenalina también. Sobre todo cuando el odio lo expulsas por vias directas. Vias como el texto, la pintura, o la diarrea.

Creo que me voy a comprar carmín, unos zapatos de tacon bien fino, medias de rejilla, y una botella de cava de las grandes para mi sola. Sería una bonita forma de pasar el puente, a parte de la baja por mi operación, lo cual no pienso ni comentar... Tener que estar todo el puto día tumbada de lado o boca abajo no me hace ni puta gracia. A quien se la haría? Bueno... seguro que a alguien le van estas cosas. Lo único bueno que creía es que iba a estar con él todo el puente. Supongo que está bien. Pero lo he empezado de puta pena. Siempre hago las cosas de puta pena. No lo puedo evitar...

Creo que nací con un chip que no me permite realizar las cosas hasta cierto punto normal, tengo que dejarlo todo a medias y encima lamentandome de ello. Siempre. Es como un pez que se muerde la cola. Como un simbolo de infinito de linea intermitente. Una puta mierda, como todo lo que hoy se me pase por la cabeza.

Creo que voy a intentar pintar algo con sentido, aunque solo lo entienda yo. Que en el fondo es de lo que se trata, je.

Que bueno este disco. Ojalá tubiese una recortada y pudiese subir a practicar mi puntería con tarros de cristal. En cinco minutos estaba en chirona. Barcelona: possa't guapa!

Ai que ver. También estoy empezando a odiar a la gente por que sí. Odio a todo el mundo! Y me gusta! ODIO ODIO ODIO!!!

Qué bonito es vivir joder, puedes joder a quien te de la gana, siempre que tú seas la primera en estar jodida, claro. Ja ja ja...

Bueno voy a parar de decir estupideces, que está bien desahogarse, pero hasta cierto punto.

Come'on Billy, you're the only one!!!!

 

I love you, PJ... 

sigue buscando

Lluvia, silencio, un gris que nunca llega a ser blanco y tampoco negro.

Sol, sonrisas, un abanico de colores que airea allí donde piso.

Lluvia, sonrisas, un gris que acaba abanicando una brisa de colores.

Sol, silencio, unos colores que acabo por percibir sin saturación.

Lluvia, sol, silencio, sonrisas, abanicos grises que airean los colores a mi alrededor.

Lluvia.

Silencio.

Gris.

Sol.

Sonrisas.

Colores.

Lluvia...

Me siento, y no me lo siento.

Oh soledad. Tanta compañía y tanta soledad.

Vivir en una gran urbe, como Barcelona, es muchas cosas más que vivir anónimamente. El trabajo es un poco deprimente, pero encuentras a personas justo con tu propia vida, entonces la soledad disminuye. Y llegas a casa después de subir cinco pisos de eternas y viejas escaleras, y el olor a él me envuelve antes de abrir la puerta. Justo en ese momento te alegras de estar donde estas. Sólo en ese momento. Debo decir, sin ofenderle, que odio esa ciudad. Odio trabajar de algo tan estúpido como ser dependienta en un lugar donde el arte, el diseño y la buena música envuelve mis alrededores. Gente que se siente viva haciendo cosas vivas y diferentes. La mitad moderneces sin meta alguna, pero vivas. Y yo sigo ahí, pasando siempre por las mismas calles, viendo distintas caras, excepto al llegar al trabajo y al regresar a casa.

Mi casa. Me gusta mi casa. Es una pequeñita cueva en medio del raval. El parket y la obra vista te elevan de clase social, pero la falta de agua caliente, y la vecina, te devuelven sin que me moleste al estado de siempre.

Mi paladar descubre cada día nuevos placeres, que más puedo pedir si es un cocinero de puta madre y un amante excepcional? Encima me hace reir. Me río tanto que hasta el abdomen se me esta poniendo duro! (O serán las escaleras?). Aún así, llegan mis vacaciones y me siento vacía. Me falta algo, y no se qué. Quizás en mi ansiedad descubra el enigma. Y no es más que el mismo deseo de siempre. El querer lo que no se tiene sin saber que es lo que se desea. El tener todo lo que necesitas y anhelar todo lo que antes no te hacía sentir completa. Es una completa enfermedad. Un búcle.

De momento, me despierto pensando en positivo, y me acuesto sin pensar. Cuando empiece la rutina de nuevo volverá la tormenta en mi interior. Es complicado de explicar. Pero mi cuerpo me pide aventuras y tranquilidad. No monotonía y agobio...

Barcelona, te quiero y te odio!!

legañas, te negro y el pelo alborotao

Buenos días por la mañana! Hacía tiempo que no me metía un madrugon por mi cara bonita (porque hasta las 11:00 am no entro a currar, y hoy como me tengo que tirar todo el santo día pencando he pensado, "qué demonios..., vamos a dormir dos horas menos que total, quien lo va a notar, una pandilla de fumetas acabados? mi jefe (si no tiene más sueño que yo)?...

Y  aquí estoy, al pie del cañon. Con una nueva vida en un nuevo lugar, buscando desesperadamente algo que calme mi ansia, omnipresente.

Blas me viene a dar los buenos días, por si no me había quedado claro las dos veces anteriores, y los paletas se disponen un día más a tocar los cojoncetes mientras arreglan la fachada del edificio. Será que no hay cosas que arreglar por dentro. Es un poco como la típica madurita del cine que se hace un moñito con la piel que le sobra y olvida hacerse inspecciones ginecológicas de vez en cuando. Para los que no lo sepan, Blas es el gato de una compañera de piso. Esta gordo y es medio julandrón, porque yo no he visto cosa más miedica en el globo. Pero es un pedazo de cielo enviado por algun ser de otro planeta, como todos los gatos.  Hablando de gatos, ya echaba de menos a Baldomero para encima tener que "abandonar" a Pelut con mi hermana y mi cuñao. Que por otra parte cojonudo porque con quien mejor iban a estar... Pero le hecho de menos una barbaridad.

Vivo en el centrito de Barcelona, compartiendo piso con mi pareja, otra pareja, y la tercera pareja: María y el gato. Por suerte tenemos dos baños y nos encanta rozar nuestros culos en la minuscula cocina. El suelo del piso se levanta solo, hay alguna qué otra gotera, estamos hablando de un quinto piso sin ascensor, y todo por el módico precio de 1000 y pico euros. Brillante, verdad? Pues somos gente con suerte en esta gran ciudad.

El nuevo trabajo es un primo hermano del anterior. Solo que el sitio es mucho más "guay", y las responsabilidades han bajado de nivel, dejando ese espacio para mi tiempo libre. No esta mal Barcelona, pero preferiría vivir así mismo en Reus. Nunca hasta hoy había añorado tanto esa miniciudad... Supongo que algun día volveré. No creo que nadie se acabe adaptando al ritmo de vida de esta ciudad con una cabeza loca como la mía. I need peace!!!

Como notición del año, empiezo un nuevo blog. Es un proyectito que llevo entre manos desde la semana pasada, y en colaboración con mi peluquero personal, pondremos en marcha un blog de cuentos. Ya tiene site, pero prefiero no hacerlo público por el momento, pues esta en obras.

Me he cortado el pelo aún más. Y lo hice a espaldas del antes mencionado peluquero personal. La artista es mi hermana, que si no fuese por ella no harían falta las fuerzas armadas. Me tendrían a mí de espantapájaros nacional. Pero eso sí: ahora estoy de la muerte :D

Y así nuevo nuevo, a parte de que en mi trabajo te codeas con personajillos como Rebecca "Duro de pelar, duro de pelar" y de que no he cumplido con la promesa personal de disfrazarme a lo muy freak este año, pues poca cosa maripousa.

A ver si nos ponemos al día con internet, que ya falta poco para que nos traigan el router!! :D:D:D

Saludos y que paseis un buen día sea el día que sea cuando leais esto...

 

LID XXX XXX XXX XXX :D:D:D:D 

 

Nota: No usar sin agitar previamente.

El rollo es que no se empezar ningun culebrón porque me rallo con cosas paranormales y luego no tiene ni pies ni cabeza. Pero la cosa engancha, fijate. Ahi se queda por si alguien me quiere plagiar la idea. Una mala noche supongo...

Bueno, ¿qué tal?. Aparte de no decir ni pio estais todos de lo mas petrificados. Yo voy visitando cosillas a todo quisqui y por aqui no pasa ni dios. Creo que voy a dar de baja este blog y empezaré de cero. Como ya ni cuelgo fotos en el otro quizas me monte algo asi parejo: fotos+blog y asi ni me aburro ni me encallo. 

Estoy en otra de esas épocas en las que no tengo nada que hacer: me aburro mucho: pienso mucho: me pongo muy contenta y muy triste... etc.

Pero bien. No tengo metas porque basicamente no las quiero, (estoy harta de romperme la cabeza por no conseguirlas) asi que aqui estamos, buscando la pieza del puzzle que me falta, y sonriendole a la vida, que son dos dias.

A ver si con un poco de suerte tengo algun comentario y no me creo muerta, soñando o algo de eso.

Todo sea dicho: besos y coscorrones con cariño! 

cristales rotos: capítulo II

Ángela vivía sola, antes de acoger a Clara en su casa. Para ella fue un ángel salvador, pues había estado casada, con Juan Silvano. Era un médico de un pueblo vecino, el cual al casarse con ella, se vino a vivir al pueblo, y juntos levantaron esa casa, pero no pudieron tener ningun hijo antes de la muerte del doctor. Le dio un infarto mientras traía al mundo a unos gemelos de su pueblo natal, o eso se cuenta. Pues en estas aldeas los rumores tardan poco en salir a la calle. También he oido en alguna de las tertulias en casa de los señores, que Juan no estaba en un parto, sino en un prostíbulo, haciendo la revision de alguna mujercita en sabanas de raso. Pero no son más que rumores baratos. A mi me parecía un hombre respetable y fiel a doña Ángela.

La pobre estubo sola tres años hasta la llegada de Clara. Y su hermana Consuelo la sacaba a pasear dando valor a su nombre de pila. La llevaba a todas partes consigo, pero tambien debía ocuparse de su família. La mujer, esposa de el Señor Teodoro Castillo, alcalde del pueblo y magnifico cazador, sentía una enorme deuda con su hermana mayor, cuya crianza, educación y amistad le debía. Sus padres, murieron tambien siendo niñas, y entonces eran tiempos más dificiles que los de esos tiempos. Pues entre Ángela, y Marcos, el padre de Clara, sacaron a adelante al resto de sus hermanos, nueve en total. Despues del accidente de su hermano, ya solo restaban seis, y ellas dos ocho. Pues los otros dos murieron durante la guerra, siendo aun practicamente niños. 
En el pueblo solo vivían Ángela, Consuelo e Isidro. Este el más joven de todos los varones, era maestro, y tenía una biblioteca en la escuela del pueblo, que el mismo llenó de libros y se encargó de administrar para poder dar una utilidad pública en la aldea, y tambien en los pueblos cercanos. Dejaba sus libros a cambio de nada, con la completa confianza que depositava en todos los aldeanos. Clara admiraba mucho a su tio, pero le daba respeto acercarse a la escuela, y verse amenazada por miradas y rumores por lo bajo. Así que su tía Ángela le traía libros de todos los tipos, menos de romances apasionados, pues detestaba ese ejemplo de fantasías amorosas para su sobrina. Al ser família de Isidro, podía permitirse el lujo sin dar explicaciones de cojer tantos como quisiera y devolverlos sin prisa. Le traía desde las historias más aterradoras, a las más bellas. De drama a acción. Ensayos, épica, poesía y teatro. Ciencia ficción y también los que se salvaron de la hoguera, como pociones mágicas de brujas, encanterios y parapsicología animal. La gran mayoria de autores tan poco cuerdos, que solían reirse juntas en la salita de estar mientras leían. 
Isidro bajaba de vez en cuando a visitar a su hermana y ver la evolución de Clara en matemáticas, ciencia y literatura. Pero de ellas, la tercera era la que más dominaba. Le dejaba cuadernos manuscritos de história, ciéncia, religión, números y letras, y todo lo que iba dando en la escuela. Y de vez en cuando le planteaba preguntas a modo de examen. La chica aborrecía los numeros, y la religión le daba risa. No creía en ninguna fuerza superior que hubiese creado nada en siete dias y mucho menos algo tan preciso como esta tierra. Yo tampoco creo en la creación. Pero no es fácil dejar de creer en todo, algo oscuro hay en todo esto que nos rodea.
Un día de los que Isidro visitó a su sobrina, esta no estaba. Ángela pensó que quizas estaba en la azotea, leyendo algun libro prohibido, o mirando fotografías de sus padres, como solía hacer a solas, sin darse cuenta de que esta la espiaba. Pero allí tampoco estaba. Isidro no tenía prisa, así que se sentó con su hermana para hablar un poco de sus cosas, mientras tomaban una copa de vino añejo y unas galletas que Consuelo les trajo de su viaje por el país. A Ángela todo le iba bien, comentaba. Todo gracias a su sobrina y el apoyo de sus hermanos, incluído él. Añoraba el amor de Juan, y un bebé entre sus brazos de madre, echaba de menos a su hermano Marcos y su cuñada, y sentía mucha pena por Clara y su extraña soledad. Isidro pensaba que su sobrina tenía un don. Un don fuera de lo normal, solía decir. Tampoco tenía esposa, no había encontrado a la adecuada. Era de mi edad, guapo y apuesto segun la gran mayoría de mujeres. Solo que maestro y de vida demasiado descarrilada también se oía comentar. Su hermana le recomendaba constantemente que buscase compañera sentimental, que le vendría bien tener una família y niños los cuales ella estaría encantada de ayudarles a criar. Pero negaba rotundamente con la cabeza y haciendo un sonido de chisqueo con la boca a la vez, le iba bien solo. Si algun día encontraba algo, ya se vería, decía. Resultó salirle los planes mal a Ángela con su hermano. Terminó viviendo en la capital y se cuenta aún que tubo varias relaciones estables, todas con hombres, eso sí. 
Mientras seguian charlando, se escuchó la puerta. Clara entró, con la cara toda seria, y los hombros encogidos. Tiritaba no se sabe si de frío o de miedo, y tenía los ojos ensombrecidos, ausentes. Miraba al suelo y sin decir hola se acercó a su tío, besándole la mejilla. Después a Ángela también. Los dos se quedaron sobrecogidos con la extraña aparicion de la chiquilla. Y antes de poder decir nada, Clara ya estaba subiendo las escaleras hacia su habitación.



Llame tres veces con suaves golpes en su puerta antes de entrar. Mi hermano se quedó abajo, de pie junto a las escaleras, como esperando que le dijese en qué podía ayudar. Le indiqué con la mano que aguardara tranquilo.
Abrí la puerta y la vi, boca abajo en su cama, aún tiritando. La ohí sollozar como si aguantara el llanto, dando golpes en la almohada. Me senté junto a ella, y le puse una mano en la espalda, frotando con cariño, consolándola. Sabía que era dificil para ella contarme sus penas. No lo hacía nunca, desde hacía mucho tiempo. Pero aquella vez era distinto, lo noté en su forma de llorar. Sus temblores no se detenían y me tenían algo asustada. Dije su nombre en voz suave, no decía nada, solo lloraba. Cuando se tranquilizó un poco se puso de lado mirando hacia la ventana. Me contó algo, avergonzada y distante. Cosas distintas, pero juntas una mezcla perfecta para su personalidad. Comprendí que hay cosas en las que yo no podía ayudar, sin más le di un abrazo y me besó la mejilla, sonriente. Hacía tanto que no la veía sonreír, que sin haberla ayudado sentí haber hecho algo por ella en esos momentos. La dejé una vez dormida tapándola con cuidado despues de quitarle los zapatos, y me fuí despacio de su habitación cerrando tras de mi la puerta. 
Abajo estaba Isidro inquieto, caminando de un lado a otro en la salita de estar. Le conté que era un problema menor, cosas de la edad y de mujeres, lo entendió. Aunque creo aún que no se quedó tranquilo. Terminó su vaso de vino sin sentarse, agarró su chaqueta y me besó antes de marchar, dejando en la mesa unos libros para Clara. Esa noche la escuché llorar un par de veces más, pues no pude pegar ojo. Y a la mañana siguiente, bajó tan normal, como si nada de eso hubiese ocurrido. Isidro tenía razon en cuanto la anormalidad de mi sobrina. Pero yo estaba muy tranquila, nadie es perfecto. Ni ella ni nadie. La quería tanto...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

cristales rotos: capítulo I

Una temprana mañana de abril, cuando el frío ya no es frío sino restos del de ayer, Clara salió descalza al patio de la casa de su tía Ángela donde pasó a vivir después del letal accidente que sufrieron sus padres años atras. Era una chica joven, embriagada de soledad; una soledad donde ella se encerró pasada la pérdida. Y nadie, ni siquiera su tia podía entrar, pese a la extrema confianza que les unía. Sus mechones de pelo, largos y ondulados, brillaban al movimiento que el viento les daba. Su tez firme, pálida e inalterable, sujetaba unos redondos ojos negros, y una nariz algo puntiaguda que sostenía una leve sonrisa bajo su cauce, una sonrisa apagada, de color morado. El camison de un color blanco vírgen, dejaba entrever su silueta, larga y delgada, sin más apoyo que el de dos infinitas piernas, como látigos de marfíl. Su madre solía contarle, que al nacer todo el mundo se asombró de su pálido color y firme piel, y de sus enormes ojos negros, que hasta la comadrona se echó a llorar al verlos. Se clavaban en cualquier corazón de tan felices que se mostraban. Pero ya no eran felices. Ahora eran dos piedras negras, desgastadas por las oleadas de tanto que había llorado. Se le notaba nada más mirarla. 

Ese día, un catorce exactamente, ocurrió algo, que cambió la vida de Clara al completo. Hasta su color de piel, pero eso lo contaré más adelante.
Yo trabajaba en el establo de la casa del vecino de doña Ángela. Agustín Candela era el propietario. Tenía siete hijos, dos varones y cinco hembras, todos ellos ya casados a la excepción de Matilde, de nueve añitos nada más, y Julián de veinticuatro, como Clara. Aunque se conocían solo de vista, pues Clara no estudiaba más que en su habitación, leyendo cualquier cosa encuadernada que llegase a sus manos. Suerte de su tía que era de leer. 
Agustín y Ángela se conocían por la mujer de este, que solía ir a tomar el te a casa de Consuelo, hermana Ángela, y de ahí su conexión. Pero tansolo se habían visto un par de veces, y a la mujer de Agustín, Doña Lourdes, no le gustaba mucho conversar. El día anterior a la increíble história, yo estube dentro de la casa con Don Agustín, arreglando una butaca y algun otro desperfecto que llevaba tiempo queriendo reparar. Y ese día las mujeres fueron a tomar el te a casa de los Candela, mirandome mientras trabajaba con caras desde el asombro hasta la pena, desde la avaricia hasta el odio. No sabía si salir corriendo, o empezar a desnudarme ante sus ojos de mujer desesperada. Claro que hubiese sido gracioso, pero no quería perder el trabajo, que bastante me daba para comer un poco de pan y pimientos asados, y algun domingo un trozo de pollo rancio del domingo anterior. Así era mi vida. La mayor aventura la pasaba al llegar la noche, observando a Clara desde la ventana. La veía peinar su larga cabellera sentada ante su tocador de madera de roble pintado de blanco, y con adornos color oro anciano alrededor del espejo, ovalado e intacto, como el dia de su elaboración.
Esa noche más que ninguna, me quedé con la boca abierta y un garabato de pánico en mi cara cuando vi aquello. La chica se peinaba placidamente, aunque con esos mismos ojos tristes cuando de golpe paró, dejando el cepillo sobre el tocador y se quedó unos segundos mirandose al espejo muy seria. Puso su dedo indice pegado al espejo, y, sin haber yo bebido ni fumado puros de Don Agustín, que a veces me invitaba, vi parpadear la imagen varias veces, poniendose totalmente oscura como una cueva, donde creo asegurar se podía entrar. Clara cayó del taburete hacia atrás del mismo susto. Miro por la ventana para ver si alguien la estaba mirando, pues se veía desde los jardines. Yo di un paso atras escondiendome en la sombra, pero tampoco me hubiese visto. Se puso de pié, más blanca de lo normal, y se acercó de nuevo al espejo, rozando con miedo su dedo por encima. Pero nada pasó. Puso para asegurarse completamente su mano, y nada en absoluto hizo volverse un agujero al espejo. Suspiró, se lo vi incluso yo, que estaba mas tieso que un palo, del pánico que me entró, que ni pude dormir esa noche, pensando en los poderes que podía tener esa niña, o en los poderes del espejo mágico. O en... ¡Diós, la de cosas que se me pasaron por la cabeza! Aún así cuando Clara ya se acostó, tapada hasta el cuello seguramente, y se apagaron las luces, decidí acostarme para ver si dormía algo, o el que se iba a morir de miedo iba a ser Agustín, al ver mi cara de madrugada.


(insomnio)

sin término medio

Me agota pensar. Me siento débil, frágil, y me invade una sensación de histéria nuclear cada vez que pienso en mi vida. Me pongo muy tensa, no sé porqué. Será que no tengo nada claro. Una pena, oye.

La gente te cuenta, sus planes, sus preocupaciones y sus anécdotas... Y yo siempre acabo pensando, bueno, y yo qué? Y a mi qué???!!!

Me agota escupir a un pozo sin fondo. Me doy asco.

Ligera como una pluma, ya me gustaría dejarme llevar por el aire y desaparecer. Lejos.

No hay ganas. Tampoco le interesa a nadie. Ni siquiera a mi... Da igual.

no me toques

no me toques

Odio a la fauna nocturna. Esto es un gran grito de odio a todos los sobones, pesados y cerdos que se insinuan muy indiscretamente sin conocer nada sobre ti las noches de fiesta. No me considero una persona atractiva, ni guapa. Por lo que aun pienso más que la desesperación es muy fuerte. Para qué sirven las pajas, digo yo? No me molesta que la gente intente ligar, pero hablando! No saben nada de ti, ni si tienes pareja, ni si no la tienes, les da igual. Van como buitres carroñeros al acecho de sus presas, y les da igual.

Respuesta a ello? Si te pones un escote, eres una guarra. Si te hablan y les hablas, eres una guarra. Si estas sola, eres una guarra. Si estas acompañada, eres una guarra. Si les das un guantazo, eres una zorra...  Pues si, muy zorra.

El otro dia trabajando sin más, andaba yo cerrando los pestillos de la puerta principal, que es totalmente de cristal (rodolí), y se paró un tio delante de la puerta, gritandome: zorra!! y riendose su propia gracia. A lo que yo respondí: mucho!. Y tan agusto, oye.

En esos casos te ries, pero cuando una noche en la que te lo estas pasando bien escuchando a un grupito tocar en directo en un bar cualquiera (sin despreciar), y tienes a uno por un lado intentando camelarte con no se que historia de una guitarra, y te vas. A otro por otro lado contandote no se qué de un grupo que tiene y la gira que hizo... e infinidad de machos ibericos de los que de un guantazo acoplarias en una sola capa (Toma Photoshop) pues la verdad, te cabreas!! Y mucho. No es algo personal, en el fondo con irte de ahí y no darle más importancia, lo tienes todo ganado. Pero es que hasta el puto taxista oye, no quería dejarme en la caixa, quería dejarme en casa... CERDOS!!!

Ya está, con desfogarme tengo suficiente. Me sabe mal pues no soy la única y como ya he dicho, seguramente a mi es light. Hay tias a las que no les molesta, todo lo contrario (lo respeto) pero las hay que todo lo contrario también! Que no somos piezas en exposición hombre, el que quiera follar que pague.

JIJIJIIIIIIIII que tonta me pongo a veces........

ups

ups

a currelar un ratillo... deu!

en pause

Pues... después de pensar mucho, no se a qué dedicar hoy esto... A mi no. Al mundo, tampoco. A la música lo hago constantemente en mi intimidad. A alguien? No se me ocurre nada sobre nadie que le pueda interesar al mundo. A la política? No lo merece. A la religión, no me interesa. Al fútbol, me importa un comino. Al arte, es incuestionable hablar de algo tan amplio sin llegar a ninguna conclusión importante. A qué dedico yo esto por favorrrrrrrrrrr!!??!?!?!!!

Ya está, se lo dedicaré al wc. Wc querido, hoy que tanto odio evoco al mundo, vas a ser tú quien realmente sepa mi autentica opinion sobre todo, en breves instantes. Y sin dejar de respetarte, pues es esa tu funcion "natural". Espero que no me lo tengas en cuenta...

A la mierda :)

 Tu culo favorito: el mío____

escultura

escultura

 

a veces haces cosas sin saber porqué, pero te gustan. pues esto es una de esas cosas... 

Extra!! Extra!!

Extra!! Extra!!

La televisión cubana ha emitido un comunicado al parecer escrito por Castro, que cita como prueba la reducción del lanzamiento de misiles Katiusha sobre territorio israelí, en el que afirma que su situación es estable. Estos insectos conocidos como polillas, o palomillas en Murcia, llegaron a Tudela hace unos 10 días y ya se han integrado con el resto de sus 33.000 habitantes:

"La gente da por hecho que las mujeres no están a la altura de los hombres cuando se habla de tecnología, pero el estudio habla de paridad en ese tema".

Ante la avalancha de pingüinos, a los que recogen los bomberos para trasladarlos al zoológico de Niteroi, las autoridades polemizan sobre si el cuerpo de bomberos debe rescatarlos o abandonarlos a su suerte. Además, el Gobierno pedirá “el aval del Congreso” antes de tomar esa decisión, ha añadido. Los cadáveres de estos 28 emigrantes clandestinos subsaharianos han sido encontrados en la costa atlántica de la ciudad de El Aaiún, en el territorio del Sáhara Occidental.

La guerrilla desata la mayor ofensiva contra Israel con más de 150 cohetes (menuda fiesta de San Fermín).

 

¿Qué más se puede pedir?

La gente muere, los pingüinos se dan el piro del calor que hace, en Tudela nos invaden las polillas esparragueras, Fidelito... Fidelito! Y de Israel mejor ni hablamos. Para colmo, las mujeres prefieren un televisor de plasma a una joya. (Tontas no somos). 

"El País" va bien. El planeta no hace falta decir nada. Cuanto tiempo llevará la desaparición de la raza humana?

Espero que poco... espero poder verlo y morir sonriendo. 

 

(Que magnífica me pongo a veces eh?) 

 

cosas que no me gustan de la gente

cosas que no me gustan de la gente

trabajar de cara al público no es difícil, es agotador. te das cuenta de la de cosas odiosas que llegamos a hacer cuando somos los clientes, del poco respeto por los trabajadores y por el resto de gente de cualquier servicio. y es un poco triste...

¿Por qué la gente no sabe esperar cuando está de vacaciones?

¿Por qué te tratan como basura cuando estas haciendo lo posible por tener a todo el mundo contento?

¿Por qué el hecho de ser dependienta, o cualquier otro tipo de servicio público, es igual a menospreciarte como persona?

No lo se, nadie lo sabe. la respuesta está en el sentimiento de superioridad de cada uno ante el resto del mundo. pasa lo mismo con los cargos de una empresa. un jefe es mas persona que tú? no... pero el poder es el poder, no?

tengo un cargo superior al de 8 personas en mi puesto de trabajo, y solo intento organizar la faena, no gritar más, o aparentar saber más que el resto. Lo juro!

Entonces... por qué el resto no hace lo mismo que intento hacer yo? respuestas porfavor...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

me encanta:

despertarme cuando a mi cuerpo le apetece, pero que no sea muy tarde. ponerme lo primero que pillo del armario y sentirme bien.

ducharme con agua fría. no tener nada qué hacer ni ganas de tenerlo. observar las cosas que me rodean.

escuchar musica mientras observo lo que me rodea. salir a la calle y que los semaforos se pongan verdes a medida que camino.

ir sentada de copiloto de alguien que hable poco y escuche buena musica. ir a la montaña, a lo verde.

que me enseñen a hacer cosas nuevas. la gente activa. dibujar mientras hablo por telefono. que me cuenten manias y detalles de la vida que nadie sabe.

que me pase el tiempo hablando con alguien y no me de cuenta. ir a birrear con alguien de conversacion interesante. ir en tren para ver a ese alguien tan especial.

regalar cosas hechas por mi. que me regalen cosas hechas por ellos mismos. hacer fotografías a todo lo que me llame la atención. que me fotografíen sin planearlo y salga bién.

pensar que en una pequeña acción he ayudado a alguien o a algo en concreto. el silencio bibliotecario. tocar las teclas de un piano sin coheréncia. viajar con la ventanilla bajada.

hojear un libro viejo y olerlo. pintar con acuarelas o temperas y pringar toda la hoja. el vértigo. viajar en avión. ir en bicicleta y llevar música. que un niño pequeño te mire y sonría.

que una persona mayor te mire y sonría. que cualquier persona te mire y sonría. la oscuridad nocturna y la luz de día natural. los animales de todas clases y su manera de

moverse. la voz de pj harvey, nina simone, chavela vargas y dolores o'riordan. la voz de frank sinatra, los beatles en conjunto, Thom Yorke y Cahetano Veloso. El sonido de un

piano, violin o una batería en solitario. el sonido de las olas. el olor a tierra mojada y a estofado de ternera. el color de la sandía.

 

detesto:

que griten. el ruido urbano. el olor de las gasolineras. el toro de osborne. la gente que viste demasiado "bien". las zapatillas demasiado limpias. estar sentada con gente de pie

alrededor. las puertas de armarios y los cajones abiertos sin necesidad. la canción del verano. los domingueros playeros. el olor de una mochila llena de bocadillos de paté o

chorizo. las nauticas y los chalecos de punto. y... en general, todo lo que no he escrito en la anterior lista, menos las cosas que lógicamente gustan en si. :)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres